sábado, 18 de agosto de 2012

“Ceci” presa por robo de campos fiscales y… ¿los otros?

El fiscal de Estado “recupera (todos los días) campos fiscales”, según la prensa oficialista, pero nada se sabe de causas penales o detenciones de los culpables. La escribana  Vittar es, hasta ahora, la única detenida.
Arena Política viene denunciando todos y cada uno de los actos corruptos en la administración pública gobernada por el zamorismo y, de ellos, el que mereció grandes espacios ha sido y es el robo de campos fiscales y privados.
Fueron notas completas informando la ubicación de los predios, el modo de apoderamiento, los nombres y apellidos de quienes ejecutaron las maniobras, la identificación del escribano, y la complicidad de los “gestores” de reparticiones como el Registro de la Propiedad, la dirección de Catastro y la dirección de Tierras.
Ahora, el gobierno zamorista nos dio la razón con la detención de la escribana María Cecilia Vittar, acusada de “dar fe” del apoderamiento y venta ilícitos de una propiedad privada.
Sin embargo, llama poderosamente la atención que en los casi ocho años de gestión zamorista, “Ceci” Vittar se haya convertido en la única persona detenida, mientras que las mujeres de altos funcionarios (escribanas y abogadas), que se siguen enriqueciendo con “ventas irregulares” merced a una obscena manipulación del Registro de la Propiedad, gozan de total libertad.
“Se han adueñado de varios departamentos, especialmente los del Norte provincial, gracias a las influencias de sus maridos que son altos funcionarios del Poder Ejecutivo”, graficó a Arena Política un empleado antiguo del Registro de la Propiedad.
Hace varios meses se “actuó mediáticamente” con grandes titulares en los medios oficialistas zamoristas, “descubriendo” una banda integrada por un abogado (socio y testaferro de un ministro), un escribano, una “empresaria” de Tucumán, y parientes de altos funcionarios (una abogada y la otra escribana). Simultáneamente, el fiscal de Estado inició giras que se difunden de manera rimbombante por la prensa propiedad del gobernador Gerardo Zamora, informando que “Raúl Abate recuperó campos para la provincia”.
Pero de detenciones, nada se sabe, pese a que todo el gobierno conoce quiénes son los que orquestan este “negocio redondo”, presionando a empleados de todos los organismos por los que circulan expedientes apócrifos de las tierras que se roban.
Un empleado del Registro de la Propiedad fue detenido y abandonado en el piso de un calabozo, enfermo, hasta que se murió, porque era el que sabía quiénes eran las mujeres de los altos funcionarios que encabezan este robo de propiedades rurales de grandes extensiones.

Una presa, el resto libre

¿Se sumarán detenciones de escribanos, abogados y familiares y socios del gobierno zamorista que roban campos, o es que buscan quedarse con el registro notarial de “Ceci” Vittar?
Estas verdades obligan a preguntarse: ¿el “síndrome de honestidad” que exhibe el gobierno zamorista, empieza y termina con la detención de la escribana María CeciliaVittar?
¿Cuándo van a ir presas las mujeres influyentes de altos funcionarios de este gobierno (incluso, amigas de “Ceci”), los directores de reparticiones comprometidos o los jueces que no actúan en los casos de dueños de campos que se ven despojados por “la langosta zamorista”?
¿Cuándo se detendrá aparatosamente (como a “Ceci”) a los testaferros del hermano de un alto funcionario que aparecen como “dueños” de extensas propiedades y, que, entre otras “mejoras”, tienen pistas clandestinas?
¿Cuándo los móviles policiales perseguirán con el ulular de sirenas (como a “Ceci”) para dar caza a intendentes ladrones de campos como el de Tintina (radical), quien junto a su secretario se adueñaron de gran parte del pueblo?
Las respuestas las tiene brindar el gobierno zamorista, y la ciudadanía exige que se preocupe y proceda con mucha premura (con la misma que el juez Darío Alarcón mandó a aprehender a “Ceci”), y mande entre rejas a todos los responsables de este “negoción” del robo de campos.
Por supuesto, si la única detenida sigue siendo “Ceci”, este “síndrome de honestidad” terminará siendo “una joda más”. Incluso, se confirmaría que en vez de esclarecer estos latrocinios, lo que se busca es poner presa a la escribana Vittar, “distraer a la gilada” y “tapar” algún otro mamarracho de este gobierno.

Hora de la verdad

A “Ceci” Vittar se la acusa de labrar la escritura de un falso cliente que aparece vendiendo un campo que no le pertenece y, consecuentemente, debe ser sometida a la justicia y hacerla cumplir las penas que establecen las leyes.
Y, a partir de allí, es necesario investigar y mandar presos, rapidito, en las próximas horas, a todos los responsables que se apoderaron y vendieron tierras fiscales.
En ese sentido, brindamos una sugerencia: el gobierno zamorista tiene en sus manos las piezas documentales con las irregularidades del apoderamiento y la venta de propiedades fiscales. En efecto, una fuente del Palacio de Tribunales hizo saber a Arena Política que se han formulado durante toda esta última semana denuncias del robo de las tierras que le pertenecen al Ente Residual del ex Banco de la Provincia.
Si se decide investigar a fondo e identificar a los responsables (caiga quien caiga), sería un buen comienzo si es que la administración zamorista decidiera limpiar la mala imagen producto de corruptelas e irregularidades en todas las áreas.
De lo contrario, estaríamos ante otra de las tantas burlas a la ciudadanía, a la que periódicamente se trata de distraer con detenciones aparatosas que se difunden en amplios espacios de los medios oficialistas, pero que no se hacen con afán de justicia sino para perseguir y escrachar a ex socios o ex socias a las que el régimen decidió soltarles la mano.
Decimos todo esto por precaución. No vaya a ser cierta la aseveración de un escribano que susurró: “Pareciera que alguien se está queriendo quedar con varios registros de escribanías de Capital y Banda”.

IMPORTANTE: Por respeto a los lectores, avisamos que, a diario, noticias publicadas por  nosotros son copiadas textuales por otro blog que oculta que son extraídas de Arena Política, como procedería un medio serio.